¿Y si todos tenemos algo de Omar García?

0

Por Cristian Vázquez.

Todos tenemos un poco de locura, de inocencia, de confianza en cambiar las cosas, esa espinita que muchas veces no se atreve a salir. Esta es mi perspectiva inocente en este proyecto inocente que se vuelve una realidad.

0. Tienes miedo de la palabra “política”. La política te ha golpeado y es difícil de creer que un joven ingeniero de 28 años, sin mucho dinero  ni apoyo de grupos de poder pueda llegar a encabezar un gobierno municipal. Que pueda ser “político”.

1. Sabes que en la vida suceden cosas difíciles de creer.  De la nada conoces a un joven sin vínculos con partidos políticos. Con experiencia al frente de proyectos. Íntegro en su pasado.

2. En el  fondo piensas que siempre esperaste algo así pero no creías que llegara alguien en verdad honesto y con valor de ser quien te represente. Alguien que te haga parte de sus ideas. Que te escuche.

3. Es 30 de diciembre. Hace frío. Lees y conoces sobre los otros que quieren ser candidatos. Más de lo mismo. Recibes una llamada de un conocido. Hay otro que quiere ser. La curiosidad llevó al gato muy alto y de algo iba a morir.

4. No sabes si irte a dormir temprano o asistir a conocerlo. Vas, lo ves, te ríes, lo escuchas: es demasiado sencillo para ser político. Es poca cosa para ser político. ¿Qué tanta cosa se necesita para ser político?

5. Lo cuestionas. Lo quieres despedazar. No puedes creer su convicción. Su honesta terquedad: No sé, pero quiero aprender y necesito de aquellos que sepan. Te desarmas.

6. Le hablas a tres conocidos que saben más que tú de esto de la  “política”. Confían en tu premura, llegan en unos minutos. Lo escuchan y se ríen, lo escuchan y cuestionan. Ves en sus ojos la esperanza.

7. ¿Qué se necesita para ser presidente municipal?. Administración, voluntad de incluir a los que saben, honestidad, buenas ideas. ¿Te convence él o te convences tú?

8. Son las 2am  del 31 de diciembre. Tus conocidos y tú se quedaron horas meditando.  ¿Está dispuesto a arriesgarlo todo?, ¿estamos dispuestos a arriesgarnos con él?.

9. 31 de diciembre, 2pm. No estamos preparando la cena. Lo volvemos a increpar, lo queremos romper, encontrar lo oscuro de su pasado. Salimos riendo. Será un buen año el de mañana. En su pasado nos encontramos.

10. 1 de enero. Convencido. Te despiertas pensando que todo el mundo atacará su inexperiencia. Redactas un anteproyecto para agregar las experiencias de otras personas. El papel es puente de la esperanza a la realidad

11. Conoces a su equipo. Más inexpertos y transparentes. Invitan a más conocidos que dan su opinión. Una mano más otra mano es un engrane. Esos conocidos ya son parte del equipo.

12. Segundo día del año y no puedes dormir. Caminas por la playa con un amigo. Hace muchísimo frío. El proyecto va tomando forma.

13. ¿Cuánto tiempo llevan trabajando los otros aspirantes?, ¿cuánto dinero tienes tú?, ¿cuánto dinero tiene Omar? Lo justo para corregir el acta de la A.C., lo justo para el notario, el registro público. Los requisitos se apilan en poco tiempo.

14. El equipo crece. Comunicólogos, empresarios, activistas, abogados. Sabes que las personas son más importantes que el dinero. El ante proyecto que redactaste es de ellos. Y eres una pieza de él.

15. Retos. ¿Está preparado para un equipo de personas tan capaces, tan protagonistas? Se preguntan todos. Habla. Cada vez más seguro. Todo sigue en pie. También la pregunta. Este es un equipo de trabajo. ¿Será igual con un ayuntamiento?

16. Requisitos. ¿Cómo constituir una A.C., una cuenta de banco, registrarla en hacienda, corregir los errores del modelo, luchar contra la duda de los bancos y sus dictaminaciones, en 20 días?. Sin influencias o corrupción, con determinación.

17. Un ayuntamiento tiene muchos cargos y niveles y el primero es el cabildo.  7 regidores y un síndico pre registrados. En las dependencias deben ir los más preparados. Ahí, los que más conozcan a la ciudadanía. La honestidad y voluntad de estar con los ensenadenses predomina. El resto es una historia de trabajo.

18. Agentes de cambio por Ensenada se llama el proyecto. Se eligen coordinadores: brigadas de firmas, participación ciudadana e inclusión de ideas comunicación, registro de firmas, capacitación… Sigue aferrarse al sueño en el cambio, sin descanso.

19.  Segunda semana de enero y la vida no cesa. Trabajo, escuela, proyectos, escritura. Te das cuenta que si algo te apasiona todo lo demás fluye mejor.  Que el cambio está afuera, pero que quizá puedas aportar a que llegue alguien a cambiar las cosas desde adentro.

20. Los requisitos se cumplen. Viene la primer nota de prensa. Por ahí, un conocido de un conocido, saca a la luz las intenciones y se publican.  Mañana vamos a registrarnos.

21. Somos pre- aspirantes. La primer entrevista. Omar es el mismo de siempre, transparente, pero tiene un temple que no conocías. Su vida está cambiando. Él no.

22. Es mediado de mes. Conduces de regreso a Ensenada con una doctora en educación, un activista, dos ingenieros, una socióloga y un montón de legitimidad, de risas sin doble intención. Lo disfrutas. Le tienes cariño a lo mucho de ti que ves en ellos. A lo mucho que pueden lograr juntos.

carro

23. Sábado 16. A unas horas del registro oficial ya hay otros 4  aspirantes. ¿Qué los mueve? Recuerdas la sensación en el carro mientras descargas la aplicación para las firmas. No sabes si los mueve lo mismo que a ti. Sabes que no vas sólo por firmas: ¿sabrán algo de participación ciudadana?

24. Domingo 17. Salen a celebrar, llegó la constancia. Un grupo de cuarenta y tantas personas tienen cuarenta y tantos días para ser nueve mil y tantas firmas. Para escuchar miles de ideas.

25. Salen a las colonias. Salen a la luz en facebook. La gente se pregunta dónde habían estado, quiénes son, por qué salir a la luz ese día. Recuerdas que el sistema te había ocultado. Que el sistema te enseña a no creer.

26. Se integran personas que admiraste desde niño. Líderes, ejemplos. ¿Qué les puedes ofrecer más que una mano y un oído? Crees que con ellos y los que faltan, todo lo pueden lograr. Las calles y sus voces te llevan a tu realidad.

27. Los de más años dudan. Dudan de la edad, dudan de lo que huela a política. Algunos dicen: “nada más porque estás morro”. El polvo de las calles sacude la ilusión de que esto sea sencillo. Pero lo vuelve más que necesario.

28. Primer semana y cerca del objetivo porcentual en firmas te das cuenta que no es tan fácil entregarlas. Cada vez más noticias de firmas recabadas y no llegan aún a su destino. Cada día es un aprendizaje del camino.

29. Los jóvenes reímos. Reímos en las calles, en los bares, en las aulas. ¿Neta, wey, tú? Y firmamos. Dicen que los jóvenes no participan, ocurre que los jóvenes no creemos. Los jóvenes creamos. Esa es nuestra fé.

30. Omar es un joven sin experiencia ni vínculos con partidos políticos. Ha demostrado talento al trabajar y está cansado de lo mismo de siempre. Tiene capacidad de escuchar y voluntad de aprender.  Omar  es un ciudadano que se atrevió a representar lo que debería ser la política. Llevo 30 días de conocerlo y sé que soy como Omar. Sé que somos muchos los que somos como Omar.

Cristian es un joven de 22 años con estudios en Psicología y Derecho, escritor aficionado, gestor de eventos culturales y sobre todo, un soñador creyente en que los jóvenes pueden lograr un cambio rompiendo sus paradigmas.

liderazgo

Comments