Rockear a la clásica

Rockear a la clásica

Por Carmen García

Fotos: Carmen García y Gerardo Ortega

Siempre he tenido fe en la ciudad, en su gente. Y ayer, me di cuenta que no necesitamos importar talento, ya que el talento está aquí, en la ciudad, que te los puedes topar en el super, o en el cine.

Otra cosa que admiro es ver a gente adulta, incluso a algunos muy adultos, conviviendo con gente muy joven, y “headbanguear” al unísono es a lo que le llamamos un milagro.

Anoche, sábado 22 de junio, asistí al Concierto de Filarmónica Rock en la Ventana al mar y aquí entre nos, es la primera vez que asisto a un evento de estos. La sola combinación FILARMÓNICA-ROCK me provocaba cierta reserva, aunque había escuchado que se ponían buenos los conciertos pues no es la primera vez que hacen uno.

Tan puntuales como pocos, el concierto abrió con el grupo que tocaba Rock Clásico. Tengo bastantes años escuchando las mismas canciones siempre, que aunque no sé leer música, ni sé qué notas son, mi oído ha sido educado para saber cuándo un grupo toca bien, o un grupo toca más o menos.

Al principio me pareció como si estuviera calentando o ensayando, pensé que eran los teloneros y supuse que más adelante entrarían los meros meros (ja, salió un verso sin esfuerzo :P)

Llegó el momento de subir, a la orquesta, Un grupo de muchachos muy jóvenes dirigidos por una mujer. “Curioso”, pensé. “Estos chavos aún no nacían cuando se compusieron esas canciones”. Cuando se subieron al escenario, entró en escena la música y su capacidad de romper barreras. Así fue como se dio la simbiosis.

Muy bien organizados, bien coordinados siempre. Me llamó la atención que el vocalista nunca dejó de sonreír, parecía el Hombre Orquesta. Ya tocaba el piano, ya tocaba la guitarra, y además cantaba excelente, como si hubiera crecido con esa música, alcanzando tonos bastante altos, y no sólo eso. No dejaba de sonreír. Como pez en el agua. Podías ver que hacía lo que más le gustaba hacer. Un par de veces vi a la directora de la orquesta cantar alguna rolita mientras tocaba el violín J

Invitaron a un guitarrista eléctrico, César Marmolejo, que en sus dos intervenciones se llevó la noche.

Tocaron rolas de Eagles, The Beatles, The Police, Van Halen, Pink Floyd,  The Doors, Led Zeppelin, Journey,  entre otros, y para finalizar después de que alguna gente con más de 5 décadas de edad, se pararon  de sus asientos, literalmente para pedir, suplicar, la típica “otra” finalizaron el concierto con The Final Countdown, de Europe.

En general, el evento estuvo bastante bien organizado, la parte frontal, en la zona VIP y platino, estaban prácticamente llenas. La música resonaba por todo el centro, desde temprano, mucha gente estaba afuera disfrutando el concierto.

Fue un concierto que disfrutamos mucho, en el que de pronto se nos olvidaba tomar fotos por estar cantando, ver a toda la banda disfrutar, convivir. Si te lo perdiste, no cometas más ese pecado, y te invito a que vayas al siguiente. Seguro no te arrepentirás.

 

 

 

 

2 thoughts on “Rockear a la clásica

  1. Excelente desempeño de todos los músicos! Maestros al entregarse y dar todo para el público Ensenadense. Multifacéticos y multitalentosos! Una especial combinación de instrumentos y talentos. Enhorabuena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *