El boom de los independientes

0

 

 

Podríamos llamar este fenómeno una conquista democrática. Un hoyo en el sistema que ha permitido que los ciudadanos ahora sí sin filiación política, puedan contender por un puesto de elección.

Este surgimiento de las candidaturas independientes tiene una lectura bastante clara; el hartazgo ciudadano hacia los partidos políticos. El primer antecedente de un candidato independiente electo se remonta a 1958 en San Luis Potosí, el doctor Salvador Nava. Esto es, no tiene nada de nuevo.

Pero para entender el contexto habríamos de revisar lo sucedido a últimas fechas. Y el caso paradigmático vendría a ser Jaime Rodríguez el Bronco. Priísta de toda la vida, y desencantado por que le negaron la candidatura en su propio partido decidió participar como independiente. Arrasó en la elección. Su estrategia, primero como alcalde, después como candidato a gobernador, le ganó la simpatía de una amplia porción del electorado regio, harto de ver las trapacerías de Rodrigo Medina.

Y es esta palabra, hartazgo, la que define la decisión de una porción del electorado. Como estamos en tierra desconocida (no sabemos si los independientes lleguen a ser la panacea que cure nuestras enfermedades democráticas) es bueno hacer una reflexión al inicio de este camino.

Los partidos políticos tienen todo el tiempo, la maquinaria y  los recursos para descarrilar a los independientes. Y quizá ese sea el mayor riesgo. Candidaturas partidistas disfrazadas de independientes. Tipos que no recibieron la candidatura y se llevan su red de contactos para dividir los votantes.

Se me ocurre una suerte de referéndum entre los registrados como independientes para que solo uno participe en la elección. Hay una fuerte dosis de idealismo entre aquellos que desde fuera del establishment político aspiran a cambiar las cosas. Y me parece loable. Lo que juega a favor de los independientes sobre todo en el caso de Ensenada sea el hecho de que aun y cuando haya redes clientelares en los principales partidos, el ensenadense medio puede votar por un independiente sin ningún problema si el candidato lo convence.

Administraciones municipales desastrosas hemos tenido últimamente, lo que podría abrir el camino para que alguien fuera del sistema gane. Sigo con la idea de desaparecer la figura del regidor y remplazarlo con la de consejal, y que este consejal sea elegido por zona y de manera independiente, o que sea escogido entre las personas notables de la sociedad sin filiación política. Que en Ensenada haya un consejo de la ciudad. Porque está probado que no se sabe para qué diablos existen los regidores.

En esta elección apoyaré a Omar García. Un joven ingeniero de 28 años con ganas de cambiar las cosas. Que cartuchos quemados hay muchos. Y los cambios necesarios en una sociedad siempre vendrán de la base. Los partidos políticos no están para hacer cambios sino para mantener los privilegios y vivir del presupuesto. Y Ensenada merece algo mejor. Para los que creen que es muy joven para el puesto les digo que no es solo él, sino un excelente equipo de trabajo el que hará la diferencia en caso de ser electo. Démosle un voto de confianza.

 

Escritor ensenadense, nacido en 1968. Ha colaborado en diversos medios de comunicación y es Editor y Director de la Editorial San Mateo que ha dado múltiples espacios a escritores de Ensenada, y de otras partes de México

Mi twitter: @ramiroatondo
https://www.facebook.com/ramiropadillaatondo

Comments