CRISTINA SPÍNOLA: EN BICI, SOLA, LIBRE POR EL MUNDO

CRISTINA SPÍNOLA: EN BICI, SOLA, LIBRE POR EL MUNDO

Hoy, la ciudad de Ensenada recibió a Cristina Spínola. Cristina es de nacionalidad española, originaria de la Isla de Gran Canaria (Comunidad Autónoma de Canarias) y desde hace 11 meses está pedaleando en bicicleta por el mundo, en solitario y lleva recorridos 9700 km.
¿Su mensaje? Un alto a la situación de desigualdad de la mujer.

Por Marcela Danemann
marceladanemann@yahoo.com
Fotos: Web Cristina Spínola /Jaime Villarreal para El Mexicano

Ensenada. Martes 21 de abril 2015.

11183110_10152866714266313_703966815_oCristina Spínola llegó a Ensenada, y lo hizo pedaleando.  Mientras un grupo de ciclistas, medios de prensa y representantes del Instituto Municipal del Deporte y Recreación de Ensenada le dan la bienvenida, ella cruza la caseta de cuota de San Miguel y sonríe. “¡Viva México!”, exclama, y pronto se presta amablememente a responder las primeras preguntas y a tomarse las fotos del recuerdo.
Desde su blog, con gran contenido visual y testimonios imperdibles de sus jornadas y travesías en bici, Cristina ha escrito: “La soledad es como llevarse a la boca un puñado de almendras amargas cuando el hambre aprieta. Es inevitable engullirlas sin saborearlas demasiado para reducir al mínimo el mal trago. Cuando asoma hay que recibirla con paciencia porque nunca viene para quedarse; solo nos visita para asegurarse que somos capaces de afrontarla con determinación y paz. Después se va, pero su sombra siempre acecha.”.
Pero, en verdad, nunca está del todo sola. La solidaridad de personas, organizaciones y grupos en cada sitio que visita sumado a las distintas voces que responden a su reclamo sobre la equidad de género y que comulgan con su visión sobre la situación actual de la mujer en el mundo, le hacen eco. Por otra parte, utiliza los servicios de la comunidad Warm Showers (Duchas calientes), que es un sitio de intercambio mundial de hospedaje para cicloturistas, que ya tiene más de 55.000 miembros activos que brindan y reciben hospitalidad, resultando una opción segura y excelente para conocer nuevos amigos y recibir ayuda mientras se pedalea por el mundo.

11156826_10152866702891313_1769828601_nEscoltada por algunos ciclistas de los grupos Fénix MTB y Petroblock junto a una patrulla de la policía municipal y un par de automóviles particulares, Cristina pedaleó hoy por la ciudad, hasta uno de los salones adjuntos a la pista de atletismo del  Centro Deportivo Sullivan, donde la recibieron autoridades y público en general.
“Muchas gracias a todos por este recibimiento. No me considero merecedora de tanto, y estoy emocionada. Espero poder transmitir al mundo el mensaje de lo bien que se está aquí en México. Han tenido muy mala prensa, no es justo lo que se dice afuera sobre este país, en lo personal es un lugar donde me he sentido un ser humano, como hace tiempo no me sentía. Puede haber vocación por parte del mundo de la política para ayudar al reconocimiento social de la mujer en México. Porque lamentablemente, aquí sí hay una situación de notable violencia hacia la mujer.
Quisiera ser la mecha que encienda la libre inspiración de otras mujeres, para que sepan que pueden ser independientes, y libres.”, enfatizó.
Cristina es periodista, se ha desempeñado como redactora en medios gráficos, trabajó como corresponsal y conduce programas de televisión. Aconsejó a quienes tengan afición por la bicicleta que intercalen con otros deportes su práctica ciclista, de manera de mejorar su posición y fortalecer la espalda. En su caso, ha practicado un deporte individual y para el que se necesita alto nivel de resistencia como es el triatlón, y también surf y escalada de alta montaña.
Con algo más de 50 kilos de equipaje, su bicicleta –bautizada “Roberta”- lleva consigo la infaltable dotación de agua potable, la tienda de acampar, una tabla de bodyboard con el símbolo femenino y la leyenda “Mujeres Libres” y una pequeña guitarra española. Un muñequito de hule enroscado en el manubrio suele ser el interlocutor perfecto para esos momentos, luego de pedalear más de 150 kilómetros diarios, en los que Cristina quiere conversar con alguien. Y en alguno de sus relatos de viaje, ha comentado que porta también un cuchillo de submarinismo, spray de pimienta y un machete.
Este proyecto, lo diseñó con una duración de 2 años. Viajando con fondos propios y recibiendo algunos donativos de particulares, empresas y organizaciones a través de su activo blog, ha iniciado este viaje en el mes de Marzo del 2014, desde Johannesburgo. Durante la  primera etapa recorrió Mozambique, Malawi, Tanzania, Kenia, Etiopía, India, Nepal, Tibet, China y Laos para luego tocar Tailandia, Malasia e Indonesia.
“He pasado situaciones de gran peligro, y también resistí problemas de salud como la malaria que me afectó en África tres veces consecutivas. En algún momento pensé en abandonar, y esto fue en Malasia luego de un intento de violación de la que fui víctima. Me costó recuperarme emocionalmente y me tomé un breve descanso de 2 meses en Nueva Zelanda”, comentó.
Su mensaje sobre la equidad de género, su intención de que la  tradición cultural conviva con el respeto a las mujeres, su rechazo a cualquier práctica que trate a las mujeres como mercancía de intercambio o símbolo de poder y riqueza del hombre, no siempre es bien recibido. “No es querer tener el poder por sobre el hombre. Queremos igualdad, compartir, ser ciudadanas de primera clase. Pero en algunos países solo he podido observar, aunque no dialogar sobre estos temas”.
Llegó a México luego de un recorrido difícil desde Los Ángeles (California, USA) hasta el Gran Cañón del Colorado donde ha tenido que pernoctar en el desierto, junto los coyotes. Desde Baja California seguirá hacia el sur de la Península hasta La Paz, cruzará a Mazatlán y comenzará a pedalear por Centroamérica para finalizar su travesía en Argentina, visitando Tierra del Fuego, su punto más austral.
Termino estas líneas, mientras suena el CD “Hijas de Eva”, del cantautor canario Pedro Guerra que como su compatriota Cristina denuncia la situación de discriminación que han sufrido y siguen sufriendo las mujeres en el mundo. Porque son muchos, los que quieren retirarles el velo.
Alguanas personas, como Cristina, lo hacen mientras recorren el mundo en bici.

Visita sus ligas:
https://www.facebook.com/solaenbici
http://www.solaenbici.com/
http://www.solaenbici.com/#!blog
Sus libro: “Sola” (Ruta por la Igualdad/2005) y “Dibujando el Mundo” los puedes encontrar para su compra por Internet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *