BuenasOlasFest

BuenasOlasFest

Sábado 15 de junio del 2013. Un cielo despejado y un sol muy brillante enmarcaban esa tarde la bahía del puerto de Ensenada. Un mar sereno sobaba la playa formada de piedras. Un mar a la espera del inicio de la primera edición del BuenasOlasFest. Festival que reuniría en su cartel a bandas representativas de la región. De Tijuana subirían al escenario: Ramona, Celofán y The Electric Healing Sound (TJ/SD); de la ciudad anfitriona: Mamma Mia, Victoria Club, Morning Movies, Ocean Noise y Loquera Tradición; y de Mexicali: Letters From Readers, Fax y Maniquí Lazer, tres presentaciones que encabezarían el evento.

Gente entusiasmada se veía pasar por el andador que llevaba hasta el Anfiteatro del Colectivo Gastronómico Viento. Lugar en el exterior, ubicado dentro de un semicírculo creado por dunas a unos pocos metros de la playa  y de un majestuoso panorama de la bahía. Las puertas abrieron puntualmente a las 2:00 p.m.

rsz_alx_9681

Alrededor de las tres de la tarde la primer banda del festival subió al escenario.  A pesar de la poca concurrencia, las chicas de Mamma Mia llevaron a cabo un set animado, enérgico y de buena ejecución. Se les veía entregadas y disfrutando el momento. «Método correcto» y «Don Juan» fueron canciones que destacaron de su acto. Presentación que de haber contado con mayor audiencia hubiera sido una locura.

rsz_alx_9688

Momentos después otra banda ensenadense tomó el lugar. Victoria Club hizo sonar su dream pop y sus atmósferas de shoegaze desde el primer rasgueo. Una presentación ágil y amena. Con Jonathan Romero en el bajo, canciones como «Soy de piel» «Luces» y su más reciente sencillo «Santell vs. Lilith» consiguieron colocar el ánimo de la gente por el camino correcto. Las buenas olas de la música comenzaba a tener su efecto.

rsz_alx_9716

Con un poco más de audiencia en el festival, Morning Movies se apoderó del escenario rápidamente, ofreciendo un set impecable, emotivo y cargado de frescura. En esta ocasión se presentaron acompañados de una caja de ritmos; lo cual no deslució su actuación, al contrario, vino a imprimir un sonido distinto que convenció y agradó. Indie rock que logró conectar con la gente y hacerla disfrutar cada canción. Una presentación que no tardó en convertirse en una de las grandes sorpresas del festival.

rsz_alx_9730

Después de escucharse tres bandas locales, Ramona de Tijuana apareció en el escenario. Cada tema interpretado envolvía más el lugar. Indie folk vibrante y lleno de matices. Sonidos de trompeta que hacían perder la mirada en el horizonte. Un encanto de principio a fin. Una actuación esperada por muchos asistentes. «Segunda luz del día» y «Pasajero» surgieron en el momento justo. Canciones que lograron quedarse dentro de la gente.

rsz_alx_9744

Ocean Noise conectó sus instrumentos y el fuzz y reverb que surgió de las bocinas levantó polvo del piso. Una gran sincronía entre los integrantes, acompañados esta vez por Jonathan Romero en el órgano. Desplegando un sonido único en esta presentación. Riffs contundentes y ritmos sólidos. Pujante set. Potencia y honestidad en la interpretación. «Hail to my friends», «City of noise» y «Blue eyes» fueron temas que lograron encender la mecha y convertir aquello en un magnífico estruendo de noise.

rsz_alx_9840

Pasadas las siete de la tarde, Celofán ya tocaba la primera canción. Una ejecución impecable. Cada instrumento colaboraba en lucir cada tema. Entrega en el escenario y buena respuesta de la gente. Melodías que envolvían poco a poco hasta estremecer. Mientras la luz del sol se despedía del festival, canciones como «Sombras» y «Hoyos en el mar» arrebataron el aire. Gran interpretación. Con «Dinobaby» concluyeron su set de una manera espectacular e intensa.

rsz_alx_9883

Después del atardecer el escenario se iluminó y unas leds de colores enmarcaron el ritmo que   Loquera Tradición creaba con el sintetizador. Temas como «Ramito de violetas» y «Se me perdió la cadenita» llevaron a la gente a la celebración.  Sonidos gruesos e insistentes que invitaban al cuerpo a moverse. A cambiar de gesto y divertirse. Cumbia rasposa que llegó a su momento máximo cuando se escuchó «Pasa la manzana».  El anfiteatro vibró y una gran fiesta se creó en ese momento.

rsz_alx_9916

Poco después de las nueve de la noche una de las bandas más esperadas se hizo presente. Electric Healing Sound logró más que sanar con su sonido, transformó aquel lugar en un espiral de emociones y adrenalina al límite. Un acantilado de rockandroll por el que todos cayeron. Canciones como «Tangled up», «Come clean» y «Woman #3» fueron de una ejecución brutal. Enloqueciendo a todos. Y con «Seven year itch» estalló todo. Sin duda, una de las mejores actuaciones del festival.

rsz_alx_9935

Tocaba el turno a la primera agrupación de Mexicali. Con su presentación, Letter From Readers dejó claro que su música es de alta manufactura, precisa y envolvente. Ritmos feroces a la vez que serenos. Un vaivén de matices que entusiasmaban dejando la sensación de que ese es el lugar correcto para estar. Para esta presentación se prepararon visuales que aportaron una perfecta atmósfera de profundidad y de constante movimiento. El frío se disipó ante la calidez de las canciones. Sonidos que impactaron, logrando que la intensidad de la música siguiera en aumento.

rsz_11009113_10201336361078888_1836123913_o

Fax se presentó poco después de las once de la noche. Un set que arrancó con temas suaves pero que tenían la intención de ir involucrando poco a poco. Después de unos momentos los beats entusiastas y los acompañamientos de guitarra comenzaron a surgir. La pantalla que desplegaba visuales comenzaba a sincronizarse con lo que sucedía en el escenario. En poco tiempo aquel espacio se encontraba abarrotado y eufórico. El ambiente comenzó a cargarse de emoción. Se podía ver en los rostros de la gente que estaban siendo testigos, una vez más de los efectos de la música. De la magia de Fax. Al filo de la medianoche, el set terminó en su momento más álgido. La gente gritaba y aplaudía la entrega del músico. El cuál con una reverencia de gratitud bajó del escenario.

rsz_1025601_10201336235955760_1695660585_o_1

Momentos después los integrantes de la banda Maniquí Lazer tomaron los instrumentos. Y una estampida de sonidos salió de las bocinas. Una presentación brutal, agresiva, cargada de energía. Sin ninguna clase de tregua hicieron estallar el escenario. Ferocidad sin concesiones. Un derroche de adrenalina. A donde se mirara podía verse a la gente conmocionada, disfrutando de una arrebatada ejecución. Pujante de principio a fin. A la 1:00 a.m. el trío de Mexicali concluyó su presentación, dejando a la audiencia en completa exaltación.

rsz_alx_9946

El saldo de la jornada completa de este festival fue increíble. BuenasOlasFest, ofreció una oportunidad singular y novedosa de escuchar a algunos de los grandes proyectos musicales de la región y en un escenario impresionante. Este festival es una clara invitación a voltear a escuchar nuestros propios sonidos. Lenguaje musical que puede ayudar a iluminar lo que está pasando a nuestro alrededor. En este espacio, una vez más la música tuvo esa fuerza generosa de reconstruir lo que estaba en ruinas, de imprimir un nuevo impulso, de crear un espacio distinto con reglas nuevas, un refugio cuando todo lo demás está cayéndose a pedazos. La música es aquello que de pronto nos salva. Enhorabuena por esfuerzos como éste. Larga vida a este festival.

Fotografías por TORRESPhotoWorks.

Fotos de Fax y Maniquí Lazer por Diego L. Delgado.

One thought on “BuenasOlasFest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *